ES FALSO QUE PRECIOS DE LA ROPA SUBIRÁN POR MEDIDAS ARANCELARIAS

COMUNICADO OFICIAL DEL GREMIO

FOTOGRAFÍA: REVISTA DINERO.

Centro de prensa

Durante la vigencia del Arancel Mixto entre el 2013 y el 2016, mientras funcionó el antiguo arancel mixto (10% + USD 3 x kg), las cifras macroeconómicas evidenciaron que esta forma diferente de cobrar un arancel le funcionó a el país, ya que el comercio y la industria crecieron al mismo tiempo; es decir, ninguno creció a costa del otro, que es lo que sucede con la propuesta del Gobierno Nacional de un arancel plano del 15%, en donde crece el comercio y disminuye la confección nacional.

Al gobierno se la ha demostrado que las confecciones son un bien de consumo final donde su mayor costo es la mano de obra, que, para el caso colombiano, es cercano al 40%: son pura y físicamente “minutos de trabajo” -léase mano de obra directa-. Cuando el país decide priorizar el costo final de las prendas a los consumidores, manteniendo una política arancelaria baja, lo único que logra es forzar a que los comercializadores de prendas (como inclusive lo están haciendo nuestros productores nacionales) tengan que buscar su abastecimiento en aquellos países donde la mano de obra sea prácticamente regalada, en vez de utilizar la mano de obra nacional (por lo menos, 5 veces más costosa). Es matemática simple: los confeccionistas colombianos son productivos porque la fabricación de prendas confeccionadas la hacen con muy buenos tiempos de producción, mas no son competitivos pues los costos (en valor) de la mano de obra, operación y de país son altos.

Lea también: El Gobierno Duque priorizó la mano de obra en Asia.

Crecimiento conjunto del Comercio y la Industria nacional durante la vigencia del arancel mixto

Durante la vigencia del arancel mixto entre 2013 y 2016, tanto el comercio de prendas como las confecciones nacionales pudieron coexistir y crecieron simultáneamente. En todo este lapso, recalcamos, el comercio NUNCA dejó de crecer.

Si miramos las últimas Encuestas Anuales de Comercio -EAC- disponibles, el comercio al por menor de prendas y de textiles creció durante toda la vigencia del Arancel Mixto de la siguiente forma:

EVOLUCIÓN

Prendas

Textiles

Total

Comercio x menor

2013/2012

7.7%

2.6%

5.5%

2014/2013

6.7%

10.0%

8.7%

2015/2014

14.4%

11.9%

7.3%

Fuente: DANE.

Es claro, por tanto, que no se le puede señalar al Arancel Mixto daño alguno en el sector Comercio de prendas, ya que los comerciantes siempre crecieron, además de tener la libertad de importar (con arancel mixto) o comprar a los productores locales, según su conveniencia.

De hecho, si se toma para el año 2015 (único año en que no hubo modificaciones), el promedio del valor por kg de confección (caps. 61 y 62) para la totalidad de las importaciones que EFECTIVAMENTE pagaron arancel, por venir de orígenes diferentes a países con TLC, encontramos que el mismo fue de USD 31.27 por Kg y el arancel mixto pagado efectivo por Kg fue de USD 6.59. Es decir, el arancel mixto promedio EFECTIVAMENTE pagado fue del 21.1%: muy lejos de los máximos consolidados ante la OMC (40%).

Por tal razón, no se puede decir que el Arancel Mixto incrementó sustancialmente el costo de las prendas; ni que se trata de una medida proteccionista que atenta contra el consumidor final. Lo único que hizo fue cobrar con una metodología diferente el Arancel, con el único objetivo de generar condiciones de competencia y equidad tanto al importador como al productor nacional (igualar la cancha).

Lea también: Gobierno Duque desinforma al país. Anuncio de marchas para el 25 de marzo de 2020.

Relación causa-efecto del decaimiento del sector tras la cancelación del Arancel Mixto

Desde la expedición del decreto 1744, donde se suprimió el Arancel Mixto, el sector ha sentido una fuerte retracción. La relación causa-efecto es obvia, si miramos el comportamiento de la economía Vs. las importaciones en el primer semestre del 2016 frente a 2017, según cifras publicadas por el DANE y la DIAN; vemos que:

  • La economía nacional (PIB) creció un +1.23%.
  • El sector de Comercio minorista de prendas de vestir y textiles decreció en ventas un -1.9%.
  • El sector industrial de confecciones decreció en ventas un -11.1%.
  • Pero, por otro lado, las importaciones de prendas (caps. 61 y 62), expresadas en USD (valor CIF), aumentaron un +7.6%.

No se puede explicar que en un entorno económico negativo y adverso para el comercio, las importaciones de prendas aumenten sustancialmente (¿?).

Es claro, entonces, que el sector Textil-Confección de la industria nacional se vio doblemente perjudicado: 1) En una menor proporción, por la retracción económica del país (pérdida de poder adquisitivo de los consumidores que condujo a su menor consumo de confecciones) y, 2) principalmente, por la sustitución de producción nacional vía el aumento sustancial de las importaciones.

En conclusión…

El país debe concientizarse que, al importar confecciones con origen en países asiáticos o africanos, que cuentan con unos costos de mano de obra prácticamente regalados (5 o 6 veces menos que en nuestro país), y donde se le aplican aranceles mínimos (15%), lo único que estamos haciendo al final es perder la oportunidad de emplear a nuestra propia gente en Colombia, garantizando de hecho que esa misma mano de obra se emplee afuera del país. No creemos que esto mejore sustancialmente al consumidor final de forma particular, pero sí empobrece de forma grave al país en general.

A los gremios que defienden tanto a tan solo 9 importadores de manufactura asiática y africana, les invitamos a que, la próxima vez que hablen de nuestra propuesta para el Plan de Desarrollo, intenten extraer de ella los beneficios sociales en materia de empleo, en su mayoría madres cabeza de hogar del nivel de subsistencia familiar, excelentes técnicos que se forman en el SENA, el talento de nuestros diseñadores egresados de prestigiosos centros de formación; y que consideren con respeto la reconocida calidad de hilos y telas que se producen en el país, los esfuerzos de las hilanderías, fabricantes y comercializadores de insumos para la industria, y un sinnúmero de mano de obra y servicios indirectos que se beneficiarán de este proyecto. ES IMPOSIBLE NO VER EN NUESTRA PROPUESTA LA ENORME GANANCIA PARA TODOS LOS ACTORES DE ESTE SECTOR DE LA ECONOMIA DEL PAIS.

Por tal razón, queremos ser reiterativos en la necesidad de garantizar un equilibrio del aparato productivo nacional vs. la importación de prendas, restituyendo el arancel mixto que se probó no es lesivo, de la forma que fue aprobado en el PND:

  • 37,9% para precios por Kg Bruto inferiores o iguales a USD$20.
  • Mixto (10% + USD3.oo por Kg Bruto) para precios por Kg Bruto a partir de USD$20.

 

Junta Directiva Nacional

Cámara Colombiana de la Confección y Afines

Lea también: Si Duque aprueba esta propuesta, se crearían más de 600.000 empleos.

  • +57 (4) 3224281
  • d.ejecutivo@ccconfeccion.com
  • +57 317 5215728

© 2020 Todos los derechos reservados

Abrir chat
1
Bienvenido
¿Cómo podemos ayudarte?